Despacio, muy lento

Despacio,
muy lento.
Entre esas sábanas de noches
que aún no me envuelven.
He crecido un poco,
hoy.
Sonrío porque he sido un poco más feliz.
Despacio,
más lento.
Mis sueños se han acurrucado a mi espalda,
aplumándose en mí.
Haciéndose más grandes.
Colmándome.
Despacio,
muy lento.
«No te dejes vencer por el desaliento», me alertan
poniendo en guardia a la avidez de mi pluma
—haciendo temblar a la hoja frente a ella.
Despacio,
muy lento.
Reservo el mejor repertorio de excusas inconfesables
para otro momento
en el que no pueda besar cada palabra
en mis versos
—tumbadas.
Antes de dejarlas reposar en la hoja
y recorrer su silueta no sirva para nada.
Para nada.
Ni para mi alma,
ni para mis entrañas,
ni para mi piel.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected LIF8-VMOX-YQTF-TFS9

Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

4 comentarios sobre “Despacio, muy lento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s