Cada vez que mi corazón se vació de ti

Corazones descargándose,
hasta las dos de la madrugada,
mientras dan tres vueltas
por el pasillo estrecho de un bar
aún menor de edad
en su espuma y quejas de barra.
Miradas perdidas en los aros de cerveza.
«Estoy bien» resonando
en sus últimos respiros,
contra la puerta medio abierta,
capaces —aún—de adivinar cómo sigue el camino,
aunque se sepan embriagados.
Una oportunidad perfecta
por la que se cuela esa pregunta
sonando a seducción
—buscando género fresco.
Una respuesta sonando a burla
—y ofensa—
por no disparar la esperada.
Bombillas guiñando su vida
en luces por segundo,
cada vez que te sentí cerca,
esa noche.
Cada vez que mi corazón
se vació de ti,
volviéndose a llenar
aún más, si cabe.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected RANP-X4VX-1NMF-ESNU
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s