Enciende la luz

Enciende la luz de la salita. Mira al espejo, hermoso rostro divino. Escucha sus palabras, cómo resuenan, cómo rompen contra tus oídos. Oye. Anda sobre ellas de la mano de Federico García Lorca. Pósalas sobre las nubes, sobre el cristal, sobre el lirio y la rosa, sobre el jardín de tumbas pruinas, atrás. Como chortilejo… Leer más Enciende la luz

Cada punto: flotante

Nadie dibujó la rabia mofándose del miedo por fuerza. Nadie explotó en cólera —medida en burbujas. Celebraron contigo —aun siendo un rostro en blanco. Chapotean los corazones gozosos. Musitan las margaritas vibrando con este espesor gris calmo. Nadie señaló la escarcha floreciente del camino mientras se evaporaba en cirros, estratos y cúmulos alcanzando mi cumbre… Leer más Cada punto: flotante