Bremen

Para mi hermano Fran Hacer del tuyo mi bar favorito. Tomar todas las copas a tu salud. Brindar por los días festivos. Beber con medida, alargar                 el camino. Cruzar la ciudad y el río Weser.  

Año nuevo

Pierdo la cuenta de veces que suenan sagradas las campanas, las nubes y el alba. Alguna vez, se desarman las lenguas afiladas y cabalgan las almas concupiscibles del auriga. Y tú insistes en la divina memoria de mañana. Sufriste la pasada noche desbocada. Celebra, con razón, un año nuevo, prometedor de mil cruces de luna… Leer más Año nuevo

Rapaces

La lluvia empapará las tragedias. Serán recordadas las flores y sus pétalos. Penachos de plumas sobre naranjas. La pérdida cuesta una suerte. Cada final declarará el comienzo en las raíces. La moneda caerá de cara y será cruz. El rapaz tentará a la suerte, volando hasta tu cesta de flores, ahora hogar.

Desde este mismo momento

Desde este mismo momento la lluvia que cae un, dos, tres veces, golpea el suelo. Y no muere. Un arsenal de gotas dispara una, dos, tres veces contra toda superficie. Solo atravesará tierra fértil. Realizará el milagro la memoria que brota desde lo más hondo.

Historia de un concierto fallido de cumpleaños — SALTO AL REVERSO

A quienes están Y llegó el día. Durante la semana se habían alineado todos los planetas. El universo escribió en el horizonte más cercano, con tinta índigo. El día olía a tierra y agua. El petricor caló las ropas y el cuerpo. Era el momento de engrasar las botas, vestir el cuero y saltar hasta… Leer más Historia de un concierto fallido de cumpleaños — SALTO AL REVERSO

El primer fuego

El primer fuego se encendió y guardó todos los saberes del mundo en su llama. Cuando la mano alcanzó su flama, fue esperanza y cura para todo mal. Por cada gota de agua sobre ella, se borraba una señal hasta su origen. No hubo nadie que llegase a ella sin tatuarse el beso del fuego… Leer más El primer fuego

Casualidad y Destino

Casualidad y Destino pasaron tres mil vidas juntos. Durmieron en la misma cama, se apoyaron en la misma almohada y vivieron en el mismo mar. Condenados a encontrarse en las calles o en el bar. Camina Yuanfen entre ellos para que se vuelvan a encontrar.