Soportar mejor la ola de calor

Apenas la sombra de los árboles
se resguarda en la calle
a estas horas de la tarde.

Penetra el enigma un gorrión
buscando el agua cenagosa de la maceta,
le sirve como refresco a su flujo de sed.

Y espera que nadie rompa el agua, ni haga
pequeñas heridas en la superficie del agua
—ahora verdosa— con su pico. Pica y bebe.

Y espera que nadie rompa el idilio
del momento con ningún ruido innecesario,
si no suena a pulso arterial acelerado.

Gema Albornoz


Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s