La cáscara de pipa

La cáscara de pipa naufragó por un río de saliva. Se olvidó de nadar, cuando tumbada bocarriba —por exceso de calina— se quedó requetedormida. Una pequeña corriente la atrapó y la inundó, sin pedir amparo, sin mandar telegrafía ni ningún bote salvavidas. Gema Albornoz Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons… Leer más La cáscara de pipa

Anuncio publicitario