Enciende la luz

Enciende la luz
de la salita.

Mira al espejo,
hermoso rostro divino.

Escucha sus palabras,
cómo resuenan,
cómo rompen contra tus oídos.

Oye. Anda sobre ellas
de la mano de Federico García Lorca.

Pósalas sobre las nubes,
sobre el cristal,
sobre el lirio y la rosa,
sobre el jardín de tumbas
pruinas, atrás.

Como chortilejo incansable
—e indómito— osa, tentando el agua.

Tu agua. Un canto en la mañana
cuando tú abres los ojos
e iluminas cada habitación a tu paso.

Enciende la luz.

Gema Albornoz

Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Los comentarios están cerrados.