Por esa acera infinita

Ir a casa con las espaldas vacías de humanidad —ninguna carga. Salir a la oscuridad —o de ella— sin importar si es noche o día. Los hombros no se chocan unos con otros, —erectos y fuertes contra lo que se avecine, por esa calle que no termina. Ningún transeúnte por ella, sólo tu persona, tus… Leer más Por esa acera infinita

Anuncio publicitario