Darse un baño

El agua cubre mi rostro, brazo y piernas. Sumergida en la bañera —vientre— protegida por los fluidos amortiguadores de mi cuerpo. En el interior, sin contar con el peso del tiempo sobre mí. En el interior, aprendiéndome desde dentro. Reconociéndome, reforzando el vínculo carne y alma. Afianzando la atención a mi voz, aunque no prevalezca… Leer más Darse un baño

Anuncio publicitario