Otoño a sangre fría

¿Quién seguirá los pasos del árbol?

¿Será suficiente permanecer horas

bajo su sombra para habitar en su refugio?

Vendrá el viento, querrá llevarlo y no podrá

coger de la mano sus raíces. Balbucearán sus hojas

más pequeñas y verdes. Ninguna caerá al suelo

hasta llegado el momento. Cuando la hora marrón

cace sus picos y se haga ama del otoño a sangre fría.

4 comentarios sobre “Otoño a sangre fría

Los comentarios están cerrados.