Un poema para los hijos de tus hijos

Cuenta cada uno de los instantes que sumarán tu eternidad. Suma cada uno de los segundos que goteen de tu reloj. Gotea cada una de las agujas que señalan tu horizonte. Señala cada uno de los días agujas segundos instantes que al contar sumar gotear y señalar hablen de ti y sólo de ti.

Anuncio publicitario

El mundo en la calle

Detrás de una pantalla los adolescentes reflejan sus risas arrodilladas. Algún banco vacío y algún rebate completo. Unos niños patean con fuerza el balón que golpea contra un banco, esquivando la pared. Una madre y su hijo debaten sobre el culpable del enfado del menor. Una bici en el suelo y un pequeño ciclista de… Leer más El mundo en la calle