Otoño

Vienes y tocas besos en cada hoja tentada al viento. Llegas con una historia en cada banco, donde nadie espera y del que todos hablan. Vienes. Llegas. Cargas los rostros ocultos del mañana que no llegó y que conserva el ayer.