Las florecillas novicias


Cada cristal atravesado
dejó en el suelo la semilla
de las florecillas novicias.
Arrodilladas de hinojos,
reclinadas de helechos,
complacidas como lombrices
en su hojeo terrestre.
Llevan a rastras
las suelas que no se levantan
ante el asombro del sol.
Y este las mira maravillado
sin importarle uno sólo
de los cristales apuñalados,
si mientras las mira, crecen.

2 comentarios sobre “Las florecillas novicias

Los comentarios están cerrados.