Poesía y encuentro. Parte I — Prisma a la Vista

La oportunidad vino a mi encuentro. “Qué noticia te arrastra/ de ceguera o de luna hasta mi puerta” exclamaba Juana Castro en  El extranjero. Os traigo una exclamación de asombro, dividida en varias partes, debido a su extensión y a la envergadura de la misma: el VI Encuentro de Poesía de la Asociación Cultural Poética de Puente Genil, en Córdoba, España, bajo el lema: Poesía y feminismo: una estética de la diferencia.

Este año ha contado con el apoyo de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Puente Genil y la Fundación Juan Rejano. El acto de encontrarse, según el DLE, es “dar con alguien o algo que se busca”.  Lo que ha sucedido en Puente Genil desde el 1 al 16 de junio ha sido la búsqueda de la poesía, la música, la plástica, el teatro, la danza, vídeo o performance en diversos encuadres de Puente Genil en el que el devenir pontanense transcurre, como son La Alianzala Plaza de Abastos del Romeral, el IES Manuel Reina, la Plaza Nacional, o el Teatro Circo. Antonio Roa, Director del VI Encuentro —y entusiasta infatigable— ha conseguido, junto al trabajo de todo el equipo que Poética ha realizado durante este pasado año, se ha traducido en este extenso programa que a continuación desglosaremos, donde se han tocado cada uno de los términos y conceptos que el Encuentro planteaban, entre otros el de una estética de la diferencia.

Aunque Adriana Manuela Ruíz Gómez, Coordinación y Diseño Gráfico del VI Encuentro, focalizará la importancia del término en los medios puesto que el término de “diferencia” alude a una realidad existencial. Hemos querido adscribirnos a esta tendencia actual del feminismo porque es incluyente e invita al diálogo. Debo añadir que literariamente el término de la poesía de la diferencia surgió en España, durante los ochenta apareció como una reivindicación de una poesía libre, heterogénea, universal y sin atender a modas, sino que poseía una cabida abierta y donde lo único que se podía imponer era valorar con criterio de originalidad y profundidad. Antonio Rodríguez Jiménez menciona que “fue un movimiento de opinión crítica, de poetas que, por amor, respeto y convivencia con la poesía, se sintieron obligados a replantear un estado de cosas”. [1] Desde la organización han afirmado desde el primer momento que le gustaría, con este evento, contribuir a crear y abrir espacios que ofrezcan a la mujer libertadestimular el estudio a fondo del tema de las diferencias de género como elemento fundamental para alcanzar un verdadero multiculturalismo e invitaron a todos los que deambulen por los espacios del sexto encuentro a que habitaran esa plaza abierta a sentirse libres y a impregnarse de experiencias, entre otras muchas cosas.

El cartel y tríptico, diseñados por Adriana Manuela Ruíz Gómez se presentaban con un plumín, “como instrumento que graba el pensamiento y sentir de las mujeres en el mundo, un arma para seguir resistiendo”, como Adriana Manuela aseguró en la rueda de prensa a los medios y un texto de José Baena: “En el sur de China, en la provincia de Hunan, un grupo de mujeres se organizan para crear una escritura de la resistencia. Empujadas por la imposibilidad de acceder a la cultura, idean una forma de comunicar sus vidas: El Nü shu”, “la palabra poética, que los dioses otorgan y el poeta dona al pueblo para hacer razón común”.

[Continúa…]

a través de Poesía y encuentro. Parte I — Prisma a la Vista

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s