A buen entendedor doble sabiduría basta

«Oirá el sabio y aumentará su saber;
y el entendido adquirirá consejo»
(Proverbios 1:5)

Todas las historias que me cuentan
las vivo a medias. Una vez calculé
aquello que me decían y se duplicaba
la sabiduría siendo buen entendedor.

Mi consejo para otros era ley.

Mi consejo para mí era juicio.

Adquirí hábitos para entender a las palabras,
para jugar con su intuición más innata, para crecer
fragmentada, para que cada uno de mis mensajes
sea enigma. Y ninguno de ellos servía para nada.

No guardaba temor al misterio,
No lo escondía en la cordura de ser loco
sin estarlo. Me revestiré el cuello de alhajas,
ellas sacarán mi brillo fuera, cuando llegue la hora.

Cuando sea la hora, será la gracia adornándome,
tras elegirme de un cajón cualquiera. A punto de tentar
a una historia y será sólo para mí.

Gema Albornoz

Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s