Síndrome depresivo

Te dueles tanto
que araña.

Te muerde la lengua el dolor,
hasta la entraña.

Te silencia el sufrimiento,
se hace cabaña.

Te abraza la lágrima
clavándote su pestaña.

Te necesita la palabra,
ella misma te desengaña.

Te pierdes en la necesidad
y tu corazón es alimaña.

Te amparas en la noche
y su mano es tu guadaña.

Cuando despiertes
ermitaña
y colmes tu vista estaña,
te revestirás de sufrimiento.
Serás la campana central de la espadaña,
color verdemar, color verdemontaña.

Gema Albornoz

Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s