Allí, al otro lado, conmigo

Escuché la voz de una anciana,
me llamaba por mi nombre
y pedía minutos de compañía.

La noche acaba igual
antes de que suene el despertador,
justo cuando soplo la pestaña madura.

En la calle, tres señoras conversan
sobre quienes se van y no vuelven,
sobre el miedo suscitado al ir hasta allí,
sobre la sensación de vivir tanto tiempo,
todo el tiempo difunto, al otro lado,
allí.

No las vi levantar ningún altar
a ninguna diosa fantasmal
para que velara por ellas
al otro lado.

El día acaba igual,
antes de poner el despertador,
para después seguir conversando con alguien.
Vuelve, quizás desde el otro lado,
quizás la diosa fantasma, quizás solo para hablar
conmigo.

Gema Albornoz
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s