Mano coronada de espinas

Ante el abrazo
de la rosa,
la mano se corona
de espinas.

Un manto de pétalos
cubre la cama
en la que despierto,
cada mañana.

Arde al despertarme.

Arde al sol, ante todos,
aquella voz
—habla y adolece
mientras reina
en un espectáculo vacío.

Llora entrecortadamente
—solloza—
si no se torna aterciopelado
su llanto.

Ante el abrazo
de la rosa
y de esa mano coronada
de espinas.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected USMB-R6K6-LSG4-AFSU
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s