Mano coronada de espinas

Ante el abrazo de la rosa, la mano se corona de espinas. Un manto de pétalos cubre la cama en la que despierto, cada mañana. Arde al despertarme. Arde al sol, ante todos, aquella voz —habla y adolece mientras reina en un espectáculo vacío. Llora entrecortadamente —solloza— si no se torna aterciopelado su llanto. Ante… Leer más Mano coronada de espinas

Anuncio publicitario