Un cuerpo más sometido al álgebra de Banach

Por mucho que me pegue a la pared
no seré capaz de escuchar
más allá de lo que ahora retumba
aquí dentro,
en mi propia habitación,
en este lado.
Por mucho que me ausente,
mientras los pétalos fraguan su esencia
y su cabeza gacha se inclinen ante mí,
al situarme frente a ellas,
en este lado.
Por mucho que me eleve
al perderme recorriendo laberintos intrincados
que nunca antes recorrí,
al verme desde otro punto,
en este lado.
Sin encontrar el apoyo,
la ausencia,
ni el alzado principal
del que observa,
en este lado.
Sabiendo
que quien se dibuja ahí
es una elevación a la mínima potencia
de mí misma.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected FTNQ-VPRF-G9ZZ-4IVX
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s