Mucho de lo que hablar

Mis dedos
han señalado más lejos
de donde han podido marcar.
Líneas en el suelo
señalando una nueva vista
y una raya con granos de siembra salteados.
Mis labios soplaron.
Han cernido.
Volaron algunos
ya florecidos.
Manteniéndose en el aire,
sin alejarse demasiado.
Agitando sus primerizas hojas aladas.
Mis dedos y mis labios
no comentan,
entre ellos,
nada de Raynaud.
Ni de las hormigas
que suben desde mis dedos
llegando a dormitar en mi boca.
Ni de cómo hacen presa
oprimiendo mi sangre.
Ellos no saben,
por eso,
hablan de ti.

Gema Albornoz.

Copyrighted.com Registered & Protected URCT-ORR5-Z1B9-TO7O
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s