Reconociendo estrellas

Rumbo al oeste
el cielo va cambiando
como espejo de mar.

Recorre la bóveda
celeste de norte a sur
y simula llegar más allá.

Derrama, como agua
sobre la Tierra,
agrupaciones de estrellas.

Cada una hallará
su nombre al este
de una lengua.

En todas partes os conocerán
como suyas e inventarán
historias con un origen común.