Ensayos de decoración

En algún rincón

de tu habitación

queda brillo de tus ojos.

Al margen,

se desperezan palabras

que te erizaron la piel,

las huellas

del olor de un abrazo

y unos cordones desanudados.

En algún rincón de tu habitación

vuelan los retratos.

En cambio, la mejor idea

para decorarla sería conservar

el calor y la diversión

entre tus sábanas.