La niña Ola y el barco Tiburón

La niña Ola y el barco Tiburón
vivían juntos al borde del bastión.
Galantes e inquietados aguardaban
la vuelta del faro porque vetusto volvía bailando
una canción. Sonaba por las mañanas y al final
de cada tarde. Animaba en las derivas y respondía
a los marinos y sirenas con un gancho sin arpón.
Cuando el faro apuntaba al centro de sus miras,
la luz venía surcando el aire como un avión. La niña
Ola y el barco Tiburón subían hasta lo alto. ¡Arriba
del cajón! Acompasaban el vaivén, levantaban las manos
y alzaban la voz. Salía como un papagayo azul
—¡Hasta luego! —cantando el no adiós. ¡Hasta luego!

4 comentarios sobre “La niña Ola y el barco Tiburón

Los comentarios están cerrados.