Cuando ella se va, viene la primavera

A mi madre.

Cuando ella se va,
viene la primavera,
porque quiere dejar
a las flores, aquí,
a mi vera.

Ella deja su fragancia
por las veredas más verdes
y señala cuando cantan alborotados
los gorriones en su nido
o saltan por los romeros o almeces.
Sabe cuando los lirios
se aburren o tienen sed,
cuando los geranios reciben el sol,
cuando los claveles bailan,
cuando las margaritas deshojan,
cuando las amapolas vuelan
y cuando se llena el primer crisol.

Ella es una flor entre las flores.

Madre de algunos esquejes. Unos fuertes,
otros robustos, sanos, densos o resistentes.

Cuando ella marchita y se va,
viene la primavera,
porque quiere dejar nacer a las flores,
aquí, a nuestra vera.

Un comentario sobre “Cuando ella se va, viene la primavera

Los comentarios están cerrados.