Cuando las manijas se orienten hacia el este

Espérame cuando las manijas se orienten
hacia el este. Seré puntual y doblaré los minutos
en mis cajones, para arrebatar algunos a las horas sin ti.
Las palomas alzarán su vuelo hacia la torre y anidarán.
Una nube gris rajará la calle, de vez en cuando,
sin dejar daños irreparables. Volverán las aves a su hogar
y las nubes a su forma algodonada. Serán rosa y sabrán a fresa.
Alguien dirá convencido que ha visto todos los elementos
en coordinación, de acuerdo a la abundancia relativa.
Sin haber cruzado tu portal
y sin haber posado su cabeza en tu hombro.