Polvareda

La primera línea
tras la puerta.

La casa vacía
y la privacidad rota
ante ella.

La desnudez
a través de una ventana
jamás se cierra.
La primera línea

                    cuelga

en el pomo.

El tiempo vuela
sobre
una mota de polvo.
Permanece en la superficie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s