Polvareda

La primera línea
tras la puerta.

La casa vacía
y la privacidad rota
ante ella.

La desnudez
a través de una ventana
jamás se cierra.
La primera línea

                    cuelga

en el pomo.

El tiempo vuela
sobre
una mota de polvo.
Permanece en la superficie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s