Polvareda

La primera línea
tras la puerta.

La casa vacía
y la privacidad rota
ante ella.

La desnudez
a través de una ventana
jamás se cierra.
La primera línea

                    cuelga

en el pomo.

El tiempo vuela
sobre
una mota de polvo.
Permanece en la superficie.