Paseo

Los jugos de otoño
por el suelo.
Un tapiz ocre,
glauco y dorado
sobre el que detener
los ojos y el paso
del tiempo.
Delimitar figuras
aceitunadas
en el mientras tanto.
Divagar en el bostezo
de un tiempo irrefrenable
ante los ojos de quien no
se asombra de mirar al
suelo mientras camina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s