La nada de Alejandra

La nada de Alejandra
se convierte en mi hábitat.
Hago de ella mi casa rota,
con muros a medio levantar,
con heridas a medio sangrar.
A medio morir en la noche,
por la herida, me levanto ansiosa
de líquidos. Sedienta, muerdo mi carne.
Tiene sabor común, porque es mía
y me sabe a la nada que me copa.

Gema Albornoz

Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s