Las noches que salgo a pescar

Perlas aguamarina
cuelgan brillantes.
Estelas nocturnas
cuando la Luna se acuna
de noche,
como su dama,
como la flor.
Blanca y sencilla perfuma
hasta ponerse el sol.
Desde aquí
escucho cómo choca el agua
contra la tierra
y quiera tragarla.
Sumerjo el cansancio de mis hombros
en una de esas olas violentas que se aleja,
llevándosela consigo.
Miro la Luna
y sus perlas.
Se hace de noche.
Nadie querría estar a oscuras.
Cuando se hace de noche
nadie quiere estar en una isla desierta.*
Miro la Luna
y sus perlas.
Se hace de noche.
Debo pescar a esa maldita sirena
que no para de cantar,
antes de que llegue el sol.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected KOLW-EICN-9AP3-PWTU
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

*Elvira Sastre «El desierto de mi isla» (Inversión de versos.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s