Camino de esfinges

Mirarte a los ojos
—a contraluz—
es abrir esa página de mi diario
releída en los momentos
más luminosos y tétricos.
Aún sigues siendo
una guerra abierta
entre las flores de mi estómago
y los pájaros de mi cabeza.
No hay dónde anidar,
ni dónde estirarse para enredar.
Hace tanto tiempo
que no escribes en mí
dejando tus huellas
—profundas y dolorosas—
que me construí un paraíso de azúcar
con murallas de cristal.
Mirarte a los ojos.
¿Cómo es?
Es abrir la puerta
a una avenida de esfinges
viendo en cada una de ellas
tu rostro.
Reposando en tu cuello,
sintiéndome león.
Sabiendo que somos
entrada
al templo.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected F1LG-WU2A-LJZS-HGRJ
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s