Mansión de desafíos

Señalo con un dedo el rastro de estrellas que sale de mi cuarto. Aprovecho el eco esparcido; mudándome a una estrella en cada pisada. Cambio el rumbo cada cuatro días. Sin mirar al fondo del pasadizo —sin foso y sin cadenas. Disfruto de las majestuosas vistas desde aquí. Donde caben las firmezas de mis facciones… Leer más Mansión de desafíos

Anuncio publicitario