La siguiente en tu lista

Siempre guardando un as en la oreja sin incluir a nadie en la narración de tus secretos. Dando la espalda a las curvas donde se pierden quienes no miran a los ojos. Enseñando al monstruo, que te despertó de madrugada, a cantarte la misma canción cuando te desvelas ya en la mañana. Admirando los rostros… Leer más La siguiente en tu lista

Anuncio publicitario