El mosquito

Ya han pasado diez minutos
y sigo contando el tiempo
en el que has entrado
en la habitación.
Mis ojos dan las mismas vueltas
que tú y no sé por qué estoy algo
mareada. Quizás sea porque tú
estás acostumbrado al vuelo rápido
y supersónico y yo sólo a observar
lentamente mi alrededor.

2 comentarios sobre “El mosquito

Los comentarios están cerrados.