La insistencia del tiempo

Palpar el destino como un regalo.
Tocar el día en este mismo instante,
sondeando sus profundidades y sin ir más allá.
Poner a prueba la noche,
estirándola entre sueños, durante horas.
Hasta que los ojos vuelvan a abrirse
y los días a repetirse, de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s