Primavera adelantada

Comprar flores
en los días de lluvia.
Dejar que un río de pétalos
fluya en tu mesa.

Recoger las cortinas
en los días de sol.
Dejar que sea una corriente de calor
la que se desparrame por todo el salón.

Estrenar cada día
una primavera adelantada.