Ha aparecido un cuerpo

Sobre el terreno busco
pistas para respaldar
esta rabia con palabras.

Moderan el par de minutos
en la cama, la ilusión
voluntaria, la exclamación
de la pantalla y el trago
de sangre. Intercede la
melancolía navideña y
tres pasos más.

Ninguna de ellas me concilia
con esta realidad en la que
hay que soñar para que ningún
criminal sorprenda a alguna
chica en una esquina, en una
calle, en una carretera,
en un portal, en un parque.

Otro cuerpo hallado, otra víctima
mortal, otro asesinato por
violencia machista.

Soñar otra posible existencia.
Juzgar el poder de ser muerte
de una vida que no les pertenece.
Manifestar rechazo.
Gritar un hasta cuándo.

Llevo dos días intentando
poner palabras al deleznable
hecho que se repite cada
cierto tiempo:una mujer pierde
la vida
por ser mujer.

Y sigo sin entender
por qué.

Y sigo maldiciendo
por qué.

Un comentario sobre “Ha aparecido un cuerpo

Los comentarios están cerrados.