Cómo ver a un pájaro herido y ser uno de ellos

Enmudecí
con el pájaro que silencia
su canto
porque quiere marchar,
a pesar de tener sus alas
rotas.

Cayó al suelo,
alguien se acercó.
Hurgó, con su dedo,
su pecho henchido.
Estiró sus alas
hasta quebrarlas.

Temprano enmudecí
cuando vino la nostalgia
e hizo nido en mi hogar.

Miré a la chimenea amansando la rabia
de un dolor consecuencia de otros dedos
y unas lágrimas deseosas por verme
en el suelo.
Como aquel pájaro
herido
y con alas por quebrar.

Gema Albornoz

Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

4 comentarios sobre “Cómo ver a un pájaro herido y ser uno de ellos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s