Horizonte de un errante

Un río
aprende a fluir
por dos cuencas grisáceas.
Se dirigen
a la inmensidad azulina
y salada del mar.
Su nacimiento
se acumuló en lagunas circulares
de sustancias estelares.
Brillan en la noche
y dan sentido al recorrido,
que nunca termina.
De norte a sur,
el errante
extiende su mirada.
Ríos van al mar,
pero su horizonte no se llena.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected 0KPR-UFDR-BCAG-ZR0V
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s