Aunque arañe y agreda la ausencia

Back. Foto: Pexels. CC0 Public Domain.

Sofoqué la quemazón
incrustada en cada uno
de los recuerdos de ti.
Aprendí a echar de menos
y ya no duelen los sentimientos
Aunque arañe y agreda la ausencia
y ésta, sí hiera, profundamente.
Abre la herida
y la costra cae al suelo,
una vez más.
Supura ese líquido amarillento
—más parecido a hiel que a pus.
Paso el dedo desde la punta
de uno de mis cabellos hasta ella,
la limpio,
extendiéndola por la superficie que la rodea.
Formo una nueva capa,
enjuta de carnes,
de la que tirar
cuando saque uno de esos recuerdos con tu nombre.
Cuando vuelva a convencerme de cómo se siente
que ya no duela el echarte de menos
pero la ausencia insista dejarme tus uñas
marcadas en mi espalda.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected YB5V-NVZL-WU5C-VZDJ
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s