La susurradora

Duermen. No necesito soñar con los ojos cerrados. Miro bajo la manta, atada a los pies de tu cama. Conseguí que se quedase en pie con uno de mis puños —cuando me dejé envolver por una sábana que se adhería a mí. Queriendo quitar el puesto a mi propia piel. Duermen. No necesito hacer ruido.… Leer más La susurradora

Anuncio publicitario