Cosechadora autopropulsada

Por una vez, no cortaré ninguna excusa. Ni ningún grito de los que enmudecieron al quedarse colgados en un tendedero. Tenía que airearse primero y hacer noche sin estar sostenido por una de tus pinzas. Por una vez, iré vestida con las plumas que se fueron cayendo al zarandearme. La agitación me acercó a una… Leer más Cosechadora autopropulsada

Anuncio publicitario