El globo de los deseos

Imagen extraída de internet. Licencia: CC0 Public Domain
Imagen extraída de internet. Licencia: CC0 Public Domain

Cuando caiga la tarde,
venga la noche y se quede,
será el momento de lanzar al aire
el globo de los deseos.
Puede que te quemes al encenderlo.
Puede que rompas el papel de arroz o el armazón.
Pero si se enciende la parafina
calentará el aire dentro de ella.
No temas porque se elevará
y se mantendrá mientras siga viva la llama.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected 
NFVP-KSN6-XXVS-OVTK
Licencia Creative Commons
Esta obra de Emociones encadenadas está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.wordpress.com/.

Anuncios

9 comentarios sobre “El globo de los deseos

  1. En las noches, Gema, quedan preciosos, preciosos. Fíjate tú que no sé si casarme yo también solo para verlos ascender y ascender. Ya te digo, como no se case alguien enseguida, alguien que me invite a la fiesta y suelte globos después, me caso yo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s