Lágrimas con dientes. II. París

Preferiría callar. Prefiero no hablar demasiado. Una lluvia de titulares con números, estadísticas, hipótesis y víctimas. Suenan números. Se repiten. Nadie será amigo, padre ni madre, hermano o hijo. Números que siguen contando. Nadie cuenta cuántas veces rechinarán las mandíbulas. Saldrán sus lágrimas armadas, lágrimas con dientes, preparadas para el contraataque, de aquellos que griten… Leer más Lágrimas con dientes. II. París