¡Toquemos!

    En una sala pequeña se reunieron esas crías con tres de sus instrumentos: bandurria, saxofón y tremenda batería. No eran ni malos ni buenos cuando tocaban por tocas pero sin fin retorcían las chifladas armonías. Cada vez que interpretaban ora, uno, que no tañera, ora otro, que redoblara, las locas notas chocaren bailando… Leer más ¡Toquemos!

Anuncio publicitario