Tropezones

Iba corriendo con mucha gente cuando tropezó el feroz grandullón. Iba rodeado entre muchos codos. Veloz empujón le propició uno -o quizás dos-. Atroz chichón le salió anunciando que por un pelo, -y un bollo- ganó el tropezón. Gema Albornoz Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Anuncios