Días rodados

Podrá caer el velo raso de la noche sobre mi cama. Podrán hundirse mis sueños sobre algodones. Podrá mi miedo a la oscuridad caminar de espaldas, mientras me voy hacia las horas donde el corazón vence a la tregua del día de mañana. Anuncios

Mi perseguidora de brujas

Una frase atraviesa la habitación, persiguiéndome. Me coge por los tobillos, impidiéndome bajar de la cama. Me consume sin llamas. La temperatura se enciende. Una frase, mi perseguidora de brujas hasta capturarme: «Amo cuando tú…» Gema Albornoz Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra… Leer más Mi perseguidora de brujas

En la intimidad

Mi brazo colgando hacía cosquillas al suelo. Mis dedos daban la espalda a tu piel mientras hacían volar aviones en el aire —aunque acabasen aterrizando en tu cabeza. Mis pies arqueados apuntando un nuevo objetivo de tu cuerpo, al que lanzar la almohada de repuesto. Mis ojos midiendo la distancia entre mi brazo y las… Leer más En la intimidad