Las horas

Se acerca la hora negra
y no habrá excusa
para no abrirle la puerta.
Echará del lugar a las horas
blancas y amarillas.
Rondará alrededor
de las azules y rojas.
Y si la dorada se aproxima
a primera hora de la mañana
o de la tarde, cuando el atardecer
repose, yacerán en asamblea:
la negra en medio y alrededor
la blanca, azules, rojas, doradas
y amarillas, cabrioleando
a pies juntillas.

3 comentarios sobre “Las horas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s