Ataduras

¿Quién está libre de cadenas?
¿Quién no se embriaga peregrinando
de un pecado a otro? ¿Quién no suma
liberaciones tras el cultivo pecaminoso?
¿Quién no se entrega sin pausa a la excusa?
¿Quién no inspecciona su cama en la noche?
¿Y en el día? ¿Quién no alimenta el anclaje de
su mente? ¿Quién no busca la complicidad de la
calma y se aparta del lugar donde ha vivido
serenamente? La rama se inclina al suelo y no lo besa.
La hoja cae y no lo hace atravesada por la gota de lluvia
y no contamina ninguno de tus movimientos. Y no es eslabón.

Gema Albornoz


Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

2 comentarios sobre “Ataduras

  1. Estaba leyendo un libro “Therigatha”, en el que se hacía hincapié en los deseos, en cómo nos encadenaban y en cómo se llegaba a la verdadera libertad, no tan diferente de la que mencionas. Este poema surgió a partir de la lectura de ese libro. 🙂
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s