No olvides regar las macetas del balcón

La mañana me pide la paciencia
de la gota al resbalar. La sombra se vierte
sobre mí, durante las primeras horas. Y
el sol se abre paso entre las ramas. El
balcón está repleto de campanillas moradas
y su canción es tan pegadiza que geranios,
claveles y calas bailan a su son. El agua
se posa como un ángel alado cuando las toca.
Con el frescor de la noche llegará la caricia.
Esta noche.

Gema Albornoz

Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s